MIGUEL ACEVEDO. Cómo piensa el próximo presidente de la UIA

Fecha: 29/05/2017

Miguel Acevedo asumirá el martes como número uno de la entidad industrial; qué dice sobre el dólar, la inflación y los empresarios.

Después de 15 años de alternancia entre representantes de dos listas (Industriales y Celeste y Blanca), la Unión Industrial Argentina (UIA) nombró un presidente que surge del consenso de ambas facciones. Así, desde este martes, Miguel Acevedo, director de Aceitera General Deheza (AGD), será el titular de la entidad. "Las ideologías eran más cuestiones personales que ideologías en sí. Eso hoy está trasvasado. Hace rato decíamos que tenemos que ir a una UIA sin listas. Porque eso te da representatividad", resumió en diálogo con LA NACION quien sucederá en el puesto a Adrián Kaufmann, y anticipó qué tiene en mente para el futuro de la asociación en un año que arrancó con caídas en la actividad en el sector y que enfrenta el gran desafío de mejorar la competitividad.

"El gradualismo es correcto, lo veo bien", esbozó a modo de síntesis sobre el contexto económico, y agregó: "Tenemos que dejar esa recurrencia de estar cayendo cada 10 años. Hoy está pasando". Enseguida se metió en uno de los cuestionamientos que algunos opositores y analistas le suelen hacer al equipo económico: el endeudamiento. "Cuando el Gobierno se endeuda compite con nosotros, los empresarios. Este gobierno tiene la posición de financiar el déficit con deuda, pero sabe que en los próximos años lo tiene que bajar. No lo veo preocupante. Creo que lo hace por necesidad, pero sabe que no lo puede estirar", explicó.

Del mismo modo, aseguró que no se puede tener un país "con crisis cada tanto y devaluaciones" y añadió: "Una devaluación cambia las reglas de juego: si te agarra bien, ganás; si te agarra mal, perdés. Esto debe ser más gradual, se sale con esfuerzo pero sin barquinazos".

¿Y el tipo de cambio atrasado es un costo que deben asumir? "Sí, es un costo. El tipo de cambio no es la causa, es el efecto del problema. Tenés un tipo de cambio atrasado, que es distinto para cada sector. Algunos pueden convivir con eso, pero para otros, como las economías regionales, no es competitivo. Los costos son muy altos", se explayó. Y aseguró que la industria "para adentro es competitiva", pero cuando hay que exportar entran en juego otros costos, como los fletes, la logística y hasta los seguros y la seguridad para los camiones por el incremento de los robos.

Acevedo asumirá con la actividad industrial golpeada. El Estimador Mensual Industrial (EMI), que publica el Indec, tuvo una abrupta caída interanual en febrero (-6%), pero desaceleró la baja en marzo (-0,4%). En tanto, según el Centro de Estudios Económicos de la UIA (CEU), marzo tuvo un alza de 0,4%. "Después de 17 meses de caída, marzo fue el primer mes de suba y vemos que eso es una tendencia", se entusiasmó, pero enseguida puso paños fríos: "Nos preocupa que no haya una solución del tema brasilero. Brasil frenó su crecimiento".

Otro ítem que estará en la agenda de la UIA desde el martes será la reforma impositiva. "Debería incluir la coparticipación porque ahí no vas a tener a las provincias cobrándote Ingresos Brutos", dijo, y consideró que el blanqueo "fue un éxito", pero advirtió: "Se arregló el stock, pero si sigue habiendo impuestos no equitativos, el flujo va a volver. La única manera de arreglarlo es con una ley que sea realmente equitativa; posiblemente se tendría que haber hecho antes al blanqueo".

Otro tema que preocupa a ciertos sectores es el de las importaciones. Acevedo prefiere analizar en qué casos crecen, ya que no es lo mismo que sean insumos que productos terminados. "Cuando tuvimos los grandes picos de importación es porque la industria estaba subiendo también", dijo, y agregó: "Lo que hay que ver es el déficit o superávit comercial que tenemos en la balanza, sobre todo por los problemas que está teniendo Brasil. Ahí se cayeron las importaciones y ellos lo que te pueden mandar te lo mandan".

En tanto, respecto de la importación de productos finales consideró que "hay que tener inteligencia" y enfatizó: "No te podés cerrar al mundo, hay que estar abierto, pero tiene que ser una apertura inteligente. No estoy viendo una importación indiscriminada".

Acevedo todavía no asumió, pero sabe que representará a un grupo importante del empresariado. El jueves último, durante el acto por los festejos del 25 de Mayo, el presidente Mauricio Macri metió a los empresarios en la misma bolsa que a gremialistas y jueces y dijo que "se creen dueños de decirnos lo que tenemos que hacer". El director de AGD se mostró sorprendido: "Yo veo al empresario en un diálogo y no marcando la cancha [al Gobierno]. Él está manejando y tiene una visión, pero también tiene que escuchar a los actores. Nosotros también somos los que votamos". Y enseguida aclaró que "este gobierno escucha".

También dejó asentada su mirada de largo plazo: "Lo importante no es vivir con lo nuestro, sino de lo nuestro. Hay que ver dónde están nuestras potencialidades y qué podemos hacer para trabajar en eso, como biotecnología o agregar valor al campo". Y ejemplificó: "Se le sacaron retenciones al trigo y al maíz y voló la producción. A la soja no le sacaron [le disminuyeron] y sigue en 60 millones de toneladas".

Respecto de las elecciones de octubre, dijo que su importancia está más en el impacto psicológico. "Se hizo todo un issue del tema. Si gana el Gobierno va a ser tapa del diario dos, tres, cinco días; pero no le va a dar el manejo de las cámaras. Es más una cuestión de impacto político", explicó, y dijo que, más allá de los comicios, "se está haciendo un cambio, despacio, pero radical: se está tomando su tiempo, para los ansioso es un tiempo muy largo y para otros no tanto".

Además, Acevedo se mostró optimista para octubre: "Para ese entonces no vamos a estar hablando de crecimiento, porque ya va a haber crecimiento. La inflación no sé si va a ser 17% o 20%, pero ya va a haber una tendencia a la baja, y ahí empezás un círculo virtuoso". Tildó al alza de precios de "enfermedad" y en cuanto a la solución del Gobierno, sentenció: "La están atacando bien. Si se demora cinco años en bajarse pero se baja, bienvenido sea".

Un tema no menor que deberá tener en agenda es la creación de empleo. "A la industria le cuesta mucho expulsar empleo, pero tuvo que hacerlo. Se está revirtiendo, algunos sectores empiezan a tomar gente" dijo, y advirtió sobre los altos costos laborales y sobre el cambio tecnológico que se da en las empresas y que ya es una realidad: "Toda inversión que se está haciendo significa menos empleo. La maquinaria que se está viendo implica más automatización. Lo que hay que ver es cómo hacés para que la gente que saca los robots pueda ser reubicada. En eso deberíamos estar pensando".

Puertas adentro de la UIA destacó algunos cambios: además de la nueva lista de unidad, resaltó el rol que están tomando los más jóvenes, que en la junta hay mujeres (antes no había) y que hay más pymes que empresas grandes en el comité. Justamente las pequeñas y medianas empresas serán una prioridad para Acevedo desde el martes: el cargo que deja en la asociación es el de vicepresidente de pymes.

Por último, LA NACION preguntó: ¿Hará una revisión de lo que han hecho los industriales? "Dame un mes para hacer una autocrítica... no te pido 100 días." El martes será el primer día.

 

 

 

Fuente: la Nación.

Newsletter
Unión Industrial de Entre Ríos - Avda. Estrada 2101 (Casilla Correo Nº 105), 3100 - Paraná, E.R. (Argentina) Tel: (++54) 0343-4231152 - comunicacion@uier.org.ar